Volando con sueños para crear historias



A mis 5 años, concentrada en casa, dibujando una historia en esa hoja blanca, de pronto se escucha el “Brrrrrrrrrmm”, ¿es acaso un avión?.

Toma carrera y sale corriendo con la mirada hacia el cielo, un avión que se desplaza lentamente y volando bastante bajo, fue el comentario de la abuela, toda una conocedora después de ver pasar tantos sobre su casa durante varios años.

– Adiós, adiós, adiós.

Con una sonrisa gigante, como si fuera la que iba montada en ese avión.

¿A quién le decía adiós? ¿Realmente alguien nos ve? Movemos la mano de un lado a otro para asegurarnos de esto y gritamos tan fuerte, pero tan fuerte que seguro nos escucharán.

¿Cuántos somos los que decíamos adiós? Seguramente los suficientes para que nos vean los que van en ese pájaro de alas gigantes.

Hoy, estoy del otro lado, mirando desde mi ventana a esas pulguitas saltando y compartiendo mi felicidad. Descubrí a qué le decía adiós. A esas almas en busca de experiencias, volando con sueños para crear historias.

Esto es lo que pasa cuándo voy sentada en mis largas horas de camino. Para mi se ha vuelto un momento conmigo misma. El momento perfecto para recordar, volver a vivir sonreír, escribir y compartir lo aprendido.

Nunca quiero dejar de sentir esta emoción cada que emprendo a mi destino rodeada de nubes. Siempre conectando con los que tenemos los mismos sueños.

Cuanta belleza recordar esta historia de mi vida.

FullSizeRender 2FullSizeRender (3) FullSizeRender 3FullSizeRender (5) FullSizeRender (2)

Comparte tu opinión