Siento que te conozco de toda la vida



Una de las cosas que más me quiebran en esta vida son las despedidas, irte de un lugar significa alejarte físicamente de la gente que amas, de los amigos, tus hermanos del alma,  personas que conectas en ese lugar.

Algunas vez leí que las cosas pasan por algo pero sobre todo que todos estamos acá por alguna razón. Ese encuentro de unos con otros son parte de ese camino que elegimos construir, nos rodeamos de lo que queremos ser consciente o inconscientemente.

Sin duda, he conocido personas que instantáneamente me hacen sentir que las conozco desde otra vida, o te dejan esa sensación de que las conoces como si siempre hubieran estado juntos y sobre todo que no quisieras vivir sin ellos nunca más.

Personas con las que he comprobado que la distancia representa poco por muy lejana que sea, cuando alguien significa demasiado para ti. Cada vez que las veo pareciera que siempre han estado a mi lado.

Cada lugar recorrido, sin lugar a duda me llevo a alguien nuevo en el corazón, las piezas más valiosas de cada experiencia. Cada alma que nos encontramos en el camino tiene un propósito en tu vida, todos tenemos un propósito para ayudarnos unos a otros.

Un mejor amigo de la infancia de apoyo incondicional, otro que te comparte su perspectiva de la vida o te da un buen consejo en el momento que más lo necesitas. Esa persona que te enseña cómo se vive del otro lado del mundo, otros que te hacen descubrir habilidades que no sabías que tenías. Personas que te hacen reír hasta tener dolor de estomago, que te ayudan a recordar quien realmente somos o que te ayudan a descubrirte. Un profesor de la universidad que nos marcó profesionalmente. Un amor incondicional para caminar juntos al volver a casa, tomar tu mano y nunca dejarnos ir. Sin duda, hay personas que complementan tu camino en la vida.

Además de compartir amor, cariño, compañerismo, busquemos que nuestra realidad marque en la vida de los demás, tengamos un propósito para que las personas conecten con nuestro camino. Busca rodearte de buena vibra, de gente que te hace una mejor persona.

Agradecida en la vida por cada una de las personas mágicas que forman parte de mi vida, por aquellas que aún no llegan, porque siempre hay un principio y un hasta pronto con la gente.

Comparte tu opinión